viernes, 28 de marzo de 2014

La aquitectura modernista.

El modernismo fue un amplio movimiento. Su periodo de máximo esplendor se sitúan entre 1.890 y 1.910. Este estilo recibió diferentes denominaciones según los países: art noveau en Francia, Modern Style en Inglaterra, Jugendstil en Alemania, Sezestionstil en Austria, Stile Liberty en Italia, Modernismo en España.
El antecedente es el movimientos inglés de "Arts & Crafts" de Williams Morris que propugnaba una revalorización artesanal frente al maquinismo,  decoró muebles, etc. Eran productos que  solo estaban al alcance de los ricos.
En líneas generales, el modernismo se caracteriza porque:
  • Trata de imitar las formas de la Naturaleza. Abundan las lineas curvas ondulantes, flores, animales (pavo, libélulas, mariposas).
  • Quiere unificar las Artes Mayores y Menores, por eso se encargan de diseñar el edificio y todo lo que hay dentro: muebles, lámparas, alfombras. El arquitecto goza de más libertad.
  •  Las plantas de los edificios son asimétricas, irregulares, con movimientos, incluso con ondulaciones. Los vanos de manera irregular, con las puertas descentradas. Se utilizan arcos rebajados, escarzados, conopiales, que derivan del negocio como señal de nueva invención.
  • La arquitectura modernista incorpora el color a través de la mezcla de distintos materiales: azulejos, pinturas, estucos...
Este nuevo estilo, nace en Bélgica, entre 1.880 y 1.890. Bruselas se convirtió en el centro del arte contemporáneo. La libertad artística de este movimiento hizo que cada autor configurara su estilo propio. En cada país arraigó de manera diferente. No obstante hay dos líneas o vertientes: el Modernismo ondulante (Francia, Bélgica y España), en el que domina la línea curva, y el Modernismo geométrico, de líneas rectas y planos perpendiculares (Reino Unido y  Austria).

EL MODERNISMO ONDULANTE

http://2.bp.blogspot.com/_KN-2jQImqk4/TSACSB_OvII/AAAAAAAAAB4/TQx-CX2DDoc/s1600/450px-BE_Bruxelles_Horta_Tassel.JPG
La primera obra modernista es este edifico,  la casa Tassel (1.892-1.893) de Bruselas, obra de Víctor Horta (1.861-1.946).

Este autor es el padre del modernismo. Se inspiró en el arte barroco y rococó del movimiento lineas del espacio. También se inspiró en las teorías estructurales que insistían en el uso del metal directo en la construcción (Viollet-Le-Duc e Eiffel). Todo ello le descubrió las posibilidades del hierro que él utilizó como elemento decorativo, curvándolo como tallos vegetales y ondas marinas.

Este gusto por la curva y las ondulaciones de la casa Tassel llegan al límite en la casa Solvay (abajo), construida totalmente y equipada al mismo tiempo por Horta. A él se deben todos los elementos decorativos y los detalles: barandillas, lámparas, puertas...

http://betterarchitecture.files.wordpress.com/2013/12/hotel-tassel.jpg
 


http://cdn.timerime.com/cdn-4/upload/resized/129079/1421091/resized_image2_38a7893438d5b11f7a476cef8cbd5be7.jpgNo obstante, su obra maestra fue la Casa del Pueblo de Bruselas (1-897-1.899), construida para el Partido Socialista belga y hoy desaparecida. Tenía una fachada  ondulada donde se planteaba ya la moderna idea del muro cortina que utilizará Gaudí.
Destacaba el salón de actos, donde una vigas metálicas tenían un atrevido diseño curvado y por ello parecían ceder ante el peso de la techumbre, también curvada. Igualmente utilizó soportes inclinados para ganar en amplitud y seguridad, al mismo tiempo que motivos decorativos, trabajados igualmente en hierro.





Otro arquitecto belga de gran importancia fue Henry Van De Velde (1.863-1.957). Fue menos original que Horta pero de personalidad más rica y compleja.  Fue pintor, diseñador de mobiliario, cartelista, ilustrador, así como teórico y conferenciante.
Su influencia será determinante en Europa, sobre todo en los países centroeurupeos.  Su arquitectura es más simplificada, con apenas decoración. Se centra en los diseños, partiendo de la idea de que "solo lo útil es bello". Llegará a una simplificación progresiva, eliminando lo superfluo.
Su primera actividad fue como pintor. Se formó en Amberes, luego en París, entrando en contacto con los impresionistas. A su llegada a Amberes descubre a Gaugin y el movimiento del "Arts and Crafts" de Morris.
Su actividad como arquitecto empieza en 1.895 con la construcción de su casa en Uccle, cerca de Bruselas, diseñando la casa y su interior y mobiliario.




En París decoró la tienda Art Noveau, de donde viene el nombre del modernismo en Francia.
En 1.899 se traslada a Alemania, donde recibirá importantes encargos, entre ellos el interior del Museo Folkwang en Hagen, uno de los más logrados monumentos del modernismo.

No obstante, este eufórico modernismo los suavizó en época posteriores, decantándose por lo racional en arquitectura.
Así, en la Escuela de Artes y Oficios de Weimar y en Teatro Werkbund de Colonia comienzan a despuntar las bases de partida de la Bauhaus de Walter Gropius.
Estas son las fotos de ambos edificios por orden.
File:Van-de-Velde-Bau in Weimar (Südgiebel).jpg
http://www.urbipedia.org/images/1/14/VandeVelde.teatroWerkbund.jpg

En otros países europeos también tendrá gran importancia la arquitectura modernista. Así, en Francia, destaca el arquitecto y decorador Hector Guimard, autor de las entradas del metro de París (1.900-1.905) construidas con hierro forjado, de aspecto muy decorativo, a veces como el caparazón de un cristalero, otras con formas bulbosas.




EL MODERNISMO GEOMÉTRICO 
En Gran Bretaña la figura principal es Charles Rennie Mackintosh (1.868-1.928). Se decantó por un estilo ortogonal de líneas rotas y planos perfectamente definidos.
Su obra maestra fue la Escuela de Bellas de Artes de Glasgow en la que el contraste de la piedra, el metal y el vidrio empleados contribuyó a crear una unidad espacial.

http://sobreescocia.com/wp-content/uploads/glasgoq-school-of-art.jpg
En Austria destaca Otto Wagner (1.841-1.918), quien se interesó por las nuevas técnicas y los nuevos materiales. Entre sus obras destacan la Caja Postal y de Ahorro de Viena, de una simplificación geométrica, con molduras aplanadas y columnas sin capiteles. Otras obras de este autor son la iglesia Steinhof (en la foto) y  la Bilbioteca Universitaria de Viena.

Su discípulo fue Joseph Olbrich (1.867-1.908) que construyó el edificio de la Secesion, en el que predomina el ángulo recto y la línea.  Los volúmenes rectos y puros contrastan con la cúpula calada y metálica que imitan formas vegetales.

Otro discípulo de Wagner fue Joseph Hoffmann (1.870-1.956), con el que la arquitectura geométrica alcanzó sus costes más elevados. Se interesó por la reducción del ángulo recto y por los contrastes de blanco y negro. En el Palacio Stoclet destaca la sobriedad exterior y la ausencia de adornos.




Adolf Loos (1.870-1.933) concibe la ornamentación como un "crimen", pues pensaba que distraía la atención del espectador de la esencia del edificio: la estructura.
Desarrollo fachadas completamente lisas y desnudas y de estructura sencilla, como en la casa Goldman & Salatsich de Viena.



Estos dos arquitectos, Wagner y Loos, son el puente entre el siglo XIX (Modernismo) y el funcionalismo del siglo XX.








EL MODERNISMO ESPAÑOL 

Cataluña es el foco más importante por la burguesía dinámica, culta y nacionalista, vinculada a la industria.
El movimiento de la "Renaixença" pretende el resurgimiento de la cultura catalana. Así introducen elementos historicistas relacionados con el gótico. También ladrillos.
La figura más importante fue Antonio Gaudí (1.852-1.926). 
Sus primeras obras son de influencia historicista, empleando ladrillo y policromías de azulejos.  Esto se aprecia en la casa Vicens de Barcelona.
 Vinculada al mudejarismo, pero bastante novedosa. Construida entre 1883 y 1.889, es considerada por muchos autores como el precedente del modernismo.
Para el industrial y mecenas Eusebio Güell, Gaudí realizó sus mejores obras, entre las que destaca el Parque Güell (1.900-1.914) de Barcelona. Es una obra de gran imaginación adaptada a la topografía accidentada del terreno. Allí reune escaleras monumentales, pórticos dóricos, de columnas inclinadas, edificios de mosaicos polícromos y de tejados puntiagudos como gorros de astrónomos, casa que asemejan tartas, bancos abiertos con mosaicos que van desplegándose y fundiéndose, grutas falsas.
Todo es decoración.






Para Güell realizó una colonia en Santa Coloma del Cervelló (Barcelona). Esta es la cripta de la iglesia, de cinco plantas, que no fue construida.
La iglesia buscaba mimetizarse con el bosque circundante a partir del rústico revestimiento de muros y pilares, y de la disposición imitando a los árboles de las columnas inclinadas que forman el pórtico.
El pórtico que sostiene la escalera debía conducir a la entrada de la iglesia.

En la Casa Milá ("La Pedrera"), construida entre 1.906 y 1.912,  desarrolla una compleja estructura de buhardillas e incluso de la fachada, tratada como un cuerpo aparte, buscando la autonomía de los elementos dentro del todo orgánico que es el edificio.

No existe la línea recta, en su lugar una honda continua, eludiendo las esquinas con marcada horizontalidad. La piedra es trataba con una plástica escultórica. La fachada no ejerce de muro de carga, sino que constituye una estructura autónoma conectada al edificio mediante un complejo sistema de vigas y tirantes de hierro.
El edificio se sustenta en una estructura de hierro, combinada con piedra y ladrillo, que elimina las paredes de carga y permite distribuir libremente el espacio interior.
Cumplen un papel primordial los arcos parabólicos y las columnas inclinadas, elementos fundamentales de la investigación de Gaudí.
Esta es su fachada, concebida como un telón.

Estas son fotos del patio y del interior.


Con esta obra anticipa su obra más conocida: el Templo de la Sagrada Familia.



La Sagrada Familia o Catedral de los Pobres, fue la obsesión de Gaudí y allí se encuentra todo el proceso evolutivo del modernismo gaudiniano.
Se trata de una construcción muy compleja, cuyos planos fueron constantemente transformados desde su inicio en 1.883.
El templo tiene una planta de cruz latina con cinco naves y una girola, pero conforme se van produciendo los alzados, el templo cobra aspectos absolutamente inéditos que Gaudí ya ensayó en trabajos previos.
El interior del templo imita un bosque. Las columnas son troncos que se abren en ramas que sostienen copas frondosas.
La luz de los ventanales se filtra a través de los árboles y también, a diferentes alturas, entre los claros de los ramajes. La columnas inclinadas se ramifican con la finalidad de que las ramas se sostengan la cubierta en diversos puntos. Las bóvedas se apoyan en estas ramificaciones y prescinden de contrafuertes exteriores.


Desde el punto de vista simbólico, el templo obedece a un claro juego numérico en relación con los volúmenes principales. Las cuatro torres que flanquean el cimborrio de la Virgen, las doce torres en grupos de cuatro van sobre las fachadas que representan a los apóstoles, mientras que los cuatro cuerpos angulares de referencia son las virtudes cardinales.
Cada uno de estos elementos conlleva una larga serie de símbolos en un interminable repertorio de gran complejidad.
El templo se comenzó por la cabecera, de modo que en 1.893 el ábside ya estaba muy avanzado.
Hacia 1.910 se hallaba muy adelantada la Fachada del Nacimiento, que es la única que Gaudí levantó.
En 1.936 se perdieron la mayor parte de las maquetas, croquis y dibujos que Gaudí había realizado.

Esta es la fachada de la Resurrección.


Junto a Gaudí, la otra gran figura del modernismo español es Luis Domenech y Montaner (1.848-1.923). Su obra representa la vía racionalista del modernismo catalán, que parte de la preponderancia del ladrillo y alcanza su máxima expresión en obras como el Palau de Múscia catalana.


No hay comentarios: