martes, 5 de mayo de 2009

La pintura de Renacimiento en Alemania.

En el s. XV hay una pintura religiosa basada en los primitivos flamencos, pero con una fuerte carga de patetismo y violencia.
Los pintores alemanes asumen los problemas de la reforma luterana y los transmite a la imagen religiosa.
Durero es el pintor que asimiló en mayor grado la ruptura renacentista.

Estos son algunos autores alemanes:

1.- Mathias Grünenwald (1.475-1.528) hizo el Retablo de Isenhein (1.512-15) es un políptico de la pasión de Cristo. Dentro de él, destaca la tabla de “la Crucifixión”.




2.-Alberto Durero (1.471-1.528) fue pintor, grabador y teórico del arte.

Intentó fijar un modo racional para reproducir pictóricamente la belleza y la realidad.
Se sentía atraído por el espíritu del Renacimiento, por eso aplicó las leyes de la perspectiva y las de la proporción del cuerpo humano.
Tras sus viajes por Italia sustituyó la búsqueda de la verdad por la aspiración a la belleza ideal, aunque no ajena a lo real, como aprendió de la escuela italiana.
Durero era un estudioso de la vida interior, lo que queda patente en retratos y autorretratos, para él tan dignos como cualquier pintura religiosa.

Este es su “Autorretrato”.

Estos son “Adán y Eva”.


También tiene grabados como “El caballero, la muerte y el diablo”.

3.- Cranach, el Viejo es el retratista de la reforma. Este es el “El juicio de París”.



4.- Hans Holbein el Joven fue retratista de la corte de Enrique VIII. Preocupado por la exactitud y la representación realista y minuciosa, mostrando atención por el detalle y la precisión de sus pinceladas. Este es el Retrato de Enrique VIII.