lunes, 4 de mayo de 2009

La pintura del Quattrocento (S. XV).


La pintura del Renacimiento tiene su origen en Giotto. Se observan diferencias, así en el Quatrocento (S. XV) el dibujo es el elemento capital y los contornos son nítidos. Esta prepotencia del dibujo deriva en una apariencia plana de las formas. Sin embargo, la pintura de Quinquecento sufre una evolución notable: el olor es más suelto. El dibujo y el contorno pierden su dominio. Todo esto culminará con la Escuela veneciana.



Vamos a analizar el QUATTROCENTO (S. XV).
En Florencia, FRA ANGÉLICO es el enlace con el gótico. Toma de la Escuela de Siena y del Estilo internacional el sentido curvilíneo y el dorado. Su concepción de volumen supone ya la irrupción de un nuevo elemento en la pintura. Entre sus obras destacan la “Anunciación” del Museo del Prado.



La “Coronación de la Virgen” del Louvre.



Y el “Descendimiento de la cruz” de Florencia.






MASSACIO introdujo en la pintura el lenguaje y el método renacentista que su amigo Brunelleschi y Donatello habían implantado en la arquitectura y escultura. Destaca “La Santísima Trinidad” de Florencia.



PAOLO UCELLO fue ayudante de Ghiberti en las puertas del baptisterio de Florencia. Tiene tres cuadros sobre la Batalla de San Romano, uno en el Museo del Louvre, otro en Londres y otro en Museo Ufizzi. Son un estupendo estudio del volumen y la perspectiva.


FILIPPO LIPPI estuvo influenciado por Massacio, pero más Donatello y Ghiberti, de quienes aprende la perspectiva y el sentido del volumen. Sus vírgenes son de incomparable belleza sensitiva y femenina, como la “Adoración del niño” de Berlín.


SANDRO BOTICELLI es la última generación del siglo. Sus trazos son nerviosos y el movimiento agita todas sus formas (desde la cola de caballos o pelos de sus Venus).
Da tristeza a los rostros que pinta, que coinciden con el momento en que las repúblicas italianas ven disminuir su poder frente a las nuevas naciones europeas. Su pesimismo es paralelo al de Maquiavelo.
Los paisajes primaverales y la glorificación del cuerpo del quattrocento culminan con él.
Entre sus obras destaca el “Nacimiento de Venus”.


"La calumnia",

Y “La Primavera”.

ANDREA MANTEGNA es más revolucionario por:
  • Sus formas pétreas: telas duras, figuras escultóricas..
  • La profundidad de sus composiciones.
  • Sus Escorzos ( Principalmente en su “Cristo Yacente” )
Otra obra suya es el “Tránsito de la Virgen” del Prado.



PERUGINO destaca por su encanto, sus rostros nostálgicos, sus figuras lánguidas. Destca la “Entrega de la llaves a San Pedro” del Vaticano.


Anticipa las composiciones de Rafael. Los laterales de la Capilla Sixtina muestran la gracia y la transformación del arte pictórico del Quattrocento.

No hay comentarios: