domingo, 1 de marzo de 2009

La pintura románica.

Al igual que la arquitectura y la escultura, la pintura se subordina al marco arquitectónico. Se emplaza en muros, bóvedas y ábsides de iglesias, aunque también aparece sobre tabla y alguna miniatura en manuscritos.
La técnica del fresco es la más utilizada. Los retoques se hacían hacían con la técnica del temple, utilizando como aglutinante la leche o el huevo, lo que permite trabajar con más lentitud que con la técnica del fresco.
La pintura románica tiene una serie de características:
  • Su carácter simbólico y pedagógico.
  • La expresividad, para llamar la atención del espectador.
  • Estilísticamente, se aprecia la falta de realismo y la tendencia a la esquematización.
  • Las figuras están sobre un fondo monócromo, tienen pocos trazos y colores son planos y sin mezcla.
  • La gama cromática es muy reducida (ocres, negros, rojos, y en menor medida, azules y verdes).
  • No hay perspectiva ni volumen.
  • La figuras son planas, hieráticas y frontales.
En lo que se refiera al emplazamiento, en el ábside se representa al Pantocrator dentro de la mandorla, rodeado con los tetramorfos; o a la virgen con el niño en el regazo. Debajo, y en franjas horizontales, aparecen santos, apóstoles y profetas. En las bóvedas y en los muros, aparecen temas del antiguo y del Nuevo Testamento, dentro de espacios rectangulares.
Vamos a analizar las obras por países:
1.- Francia:
Son frescos del siglo XII principalmente. Hay dos escuelas:
  • Una escuela local, con figuras muy expresivas sobre un fondo claro. Destaca el conjunto pictórico de la cripta de Saint-Savine-Sur-Gartemple. Esta es una foto del martirio de San Gabino y San Cipriano.


  • La segunda es la escuela cluniacense, de influencia bizantina. Las composiciones son sobre fondos oscuros, azules o negros. Este es el Pantocrator del ábside de Berzé-La-Ville.
2.- Italia:
Hay una doble influencia: la del arte bizantino y la del arte grecorromano. En la pintura mural destacan lo frescos de Sant Angello in Formis, cerca de Capua. Esta foto es un detalle de los elegidos en el Juicio Final.

El otro ejemplo de pintura románica italiana está en la iglesia subterránea de San Clemente en Roma. Esta foto muestra el milagro de San Clemente.

3.- Inglaterra:

Hay dos tendencias:
  • una, de influencia prerrománica, con formas alargadas, como se aprecia en los grupos de adán y Eva de Hardham.
  • una segunda escuela, con centro en Canterbury, y de influencia bizantina. Destacan la Capilla de San Gabriel y la de San Anselmo de la catedral de esta ciudad. Este fragmento representa a San Pablo y la Verona.

4.- La pintura románica en la Península Ibérica.
Hay dos focos principales: Cataluña y Castilla.
En Cataluña, los mejores ejemplos son del siglos XII. Hay dos corrientes:
  • Con influencia italo-bizantina, tenemos los ábsides de San Clemente y Santa María de Taüll. aquí tenéis las fotos.



  • La otra corriente es la franco bizantina, representada por el Maestro de Mur (Lérida), en la que se ve un Pantocrator en un cielo estrellado, acompañado por los apóstoles y la Virgen, en dos franjas cilíndricas.

Catilla y León llega a un alto nivel con el conjunto pictórico que decora las bóvedas, muros y los intradoses de los arcos del Panteón Real de San Isidoro de León. La gama cromática es de ocres y castaños sobre fondo blanco. El espacio está dividido por cenefas ornamentales. Se aprecia la falta de perspectiva.
Esta obra es considerada como la Capilla Sixtina del románico. Las escenas se articulan con los tres ciclos litúrgicos:
  • La Navidad (Anunciación, Visitación, Epifanía, Natividad, anuncio a los pastores, huida a Egipto, muerte de los inocentes...)
  • La Pasión (Última cena, Pasión y Crucifixión).
  • La resurrección (Gloria de Cristo, Apocalipsis, Mainiestas Domini y entronización del cordero místico)
Esta foto corresponde al Anuncio a los pastores.

También hay que destacar la iglesia de San Baudelio de Berlanga (Soria), que es famosa por su variedad temática y por las escenas de caza muy expresivas.
En la ermita de la Vera Cruz de Maderuelo (Segovia), aparecen pinturas con escenas de la creación humana y el pecado original. Hoy se pueden ver en Museo del Prado.


En España también hay ejemplos de pintura sobre tabla, que suelen ser frontales o laterales de altares, utilizando la técnica del temple. aquí tenemos varios ejemplos:
Este es el frontal de Monasterio de Silos (Burgos), y que actualmente se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional.


Este es el frontal de Salvador de Valitarga (Gerona)


Y este es el frontal de Santa María de Aviá (Barcelona).