domingo, 22 de febrero de 2009

La arquitectura románica en la Península Ibérica.

La entrada y difusión del románico estuvo motivada por varios factores:
  • Factores políticos: en avance de la reconquista o la apertura a Europa de Sancho III el Mayor de Navarra....
  • Factores religiosos: la peregrinaciones a Santiago......
La raíces del románico ibérico tenemos que buscarlas en el arte visigodo, en el arte asturiano y en el mozárabe, por lo que hay variaciones regionales importantes. Las primeras manifestaciones aparecen en Cataluña a finales del siglo X, pero el románico en España es tardío y se desarrolla a partir de la segunda mitad del siglo XI.
Vamos a analizar la arquitectura románica española del siglo XI y la del siglo XII, con sus ejemplo más importantes.
1.- La arquitectura en el siglo XI.
En Cataluña, hay una clara influencia lombarda y del sur francés. Se caracteriza por el uso de:
  • pilares cuadrados,
  • arcos de medio punto,
  • cubiertas de madera,
  • y en el exterior, la decoración con bandas lombardas y campanarios altos.
Un ejemplo es el monasterio de San Pedro de la Roda (Gerona).
También destacan las iglesias de Santa María y San Clemente de Taüll ( o Tahull) . Aquí tenéis la foto de la segunda.

Otro ejemplo de románico catalán es el Monasterio de Ripoll (Gerona). Aquí tenéis una foto donde se observa el crucero en forma de "T" y siete ábsides alineados.
En la segunda mitad del siglo XI se edifica San Isidoro de León, para albergar el cuerpo del santo. El pórtico es de este siglo, pero la iglesia se edificó en el siglo XII. Esta es una foto de su interior.
La cripta de este edificio fue decorada con pinturas en el siglo XII.
San Martín de Frómista (Palencia), es uno de los modelos más perfectos del románico español.
Su planta es de cruz latina con tres naves que rematan en ábsides circulares escalonados.
El crucero, más ancho, no sobresale.
El cimborrio es octogonal, y las dos torres cilíndricas de la fachada, nos recuerdan a las de Alemania.
Este es el exterior.






De la segunda mitad del siglo XI es la Catedral de Jaca. Su planteamiento es muy importante para el románico castellano leonés, porque mucho templos repiten su articulación.

Tiene una planta de cruz latina, con tres naves, transepto que no sobresale y cabecera con tres ábsides escalonados.
Sobre el crucero, se alza un cimborrio octogonal que, en el interior, sustenta una cúpula nervada sobre trompas.
La nave central alterna pilares cruciformes y columnas.
Este el el exterior porticado.

Es famosa la decoración, compuesta por un motivo ajedrezado, conocido como el "taqueado jaqués".
Sin embargo, la culminación de la arquitectura románica española es la Catedral de Santiago de Compostela, que acoge en su cripta los restos del apóstol Santiago el Mayor. Es el templo que finaliza la ruta de peregrinación, el "Camino de Santiago". Introdujo dimensiones monumentales. Esta es su reconstrucción.
En su tiempo, el exterior impresionaba por su complicada cabecera, por los largos brazos del transepto y las torres que flanqueaban la fachada.
Con el paso de los siglos fue modificada, y de la antigua catedral sólo queda la fachada sur del transepto, la Puerta de las Platerías.







Su planta, de cruz latina, es simétrica y regular. Tiene tres naves longitudinales, un nártex y un gran transepto, dividido también en 3 naves, cuyos brazos ostentan cuatro absidiolas, y terminan en dos grandes portadas.
La cabecera tiene un deambulatorio o girola y cinco capillas radiales.
La nave central tiene 22 metros de altura, por lo que prima la sensación de verticalidad.
Esta cubierta por una bóveda de cañón con arcos fajos, contrarrestados por las bóvedas de arista en las naves laterales.

El alzado se articula en dos niveles: las arcadas, que descargan sobre pilares con columnas adosadas, y una tribuna.
La tribuna, el transepto y el deambulatorio permitían a los peregrinos recorrer el templo sin interferir en la celebración del oficio.
El deambulatorio con capillas radiales fue concebido para facilitar el acceso a las reliquias del apóstol, que están en la cripta.
Las cinco capillas radiales de la cabecera tienen planta semicircular, aunque la axial es mayor y cuadrada en su exterior.


2.- La arquitectura en el siglo XII.
En Cataluña se mantiene la influencia del arte lombardo en obras como la catedral de la Seu de Urgell, de marcado carácter militar.
También es importante la iglesia de San Juan de las Abadesas y el claustro de San Cugat del Vallés.
En Segovia, destacan los pórticos con arquerías de las iglesia de San Millán, San Esteban y San Lorenzo.
Esta es la de San Millán.
Esta es la de San Esteban.


Y esta es la de San Lorenzo.

En Soria, y con influencia mudéjar en el claustro (arcos de herradura), tenemos la iglesia de San Juan de Duero. Esta es una foto de su claustro.
También en Soria, tenemos la iglesia de Santo Domingo.

En Ávila tenemos la iglesia de San Vicente, de principios del siglo XII.
En la segunda mitad del siglo XII, destacan la catedral de Zamora y la catedral vieja de Salamanca. en ellas se aprecia una influencia islámica en la utilización de arcos polilobulados y una influencia bizantina en los cimborrios. También aparecen los primeros elementos que preludian el gótico, es decir, el arco ojival y la bóveda de ojiva o crucería.
Este es el cimborrio de la catedral de de Zamora.


Y este es el cimborrio de la catedral Vieja de Salamanca.


En Galicia, las construcciones del siglo XII son de clara influencia compostelana.
Destacan la catedral de Orense.
Y la Catedral de Tuy, con un aspecto de fortaleza debido a su carácter fronterizo.