jueves, 19 de febrero de 2009

La Arquitectura Románica: Características generales.

El románico es el arte desarrollado en europa Occidental, y que tiene su esplendor en los siglos XI y XII, aunque en alguno sitios se porlongará hasta el siglo XIII.
El primer románico nace con la fundación de la Abadía del Cluny en el condado de Macon (Borgoña) en el año 910. Desde aquí se extiende por Europa.
Su arquitectura es básicamente religiosa, y los edificios más importantes son el templo y el monasterio.
Vamos a analizar el Templo.
Si nos fijamos en la planta de los primeros, tenemos que decir que están inspirados en la planta basilical romana, por lo que tienen tres naves, aunque más tarde se ampliarán a cinco.
Su transepto es corto y su cabecera termina en forma de ábside.
Poco a poco se configura el prototipo de iglesia de peregrinación con:
  • planta de cruz latina,
  • con un transepto o crucero largo,
  • con una girola o deambulatorio, resultado de la prolongación de las naves laterales,
  • y con pequeñas capillas capillas o absidiolos en la cabecera.
Esta es su planta:

Como se observa en esta planta y alzado, la nave central es más alta, por lo que se pueden abrir vamos de pequeño tamaño para iluminar el interior.
A menudo se alza sobre las naves laterales una amplia galeria abierta a la nave central, llamada triforio.
En el lugar donde se cruza la nave central y el transepto suele levantarse una bóveda semiesférica sobre trompas o una cúpula sobre pechinas. Esta bóveda es el cimborrio. Se suele elevar por medio de una literna.
A los pies de la nave central suele situarse una pequeña nave. Si está dentro del templo se llama nártex (como el de la foto), y si está fuera se denomina atrio. En algunos templos las torres se edifican en el atrio.
Los elementos sustentantes del templo son la columna y el pilar.
El pilar se utiliza para soportar el peso de la bóveda. Es un pilar compuesto, de sección cuadrada o cruciforme, al que se adosan columnas o medias columnas. El fuste es bastante bajo y ancho.
Aquí tenemos una foto explicativa de la culumna románica.


Hay que destacar los capiteles. En un principio su decoración es de tipo vegetal, aunque con el tiempo se añaden figuras y relieves evagélicos. Tienen una clara función pedagógica, ya que suelen ilustrar a los fieles con los temas de los que se habla en la liturgia cristiana.
El elemento sostenido más utilizado es la bóveda de cañón, que se crea con la prolongación de una arco de medio punto. Se construye en piedra, por lo que para reforzar su enorme peso se utilizan los arcos fajones, que transmiten los empujes de la cubierta a los pilares, y que en el exterior se corresponden con contrafuertes. Además, dividen el espacio en tramos.
Los pilares van unidos entre sí por arcos paralelos al eje de la bóveda, denominados formeros. Aquí teneis un esquema explicativo.
Las bóvedas de arista se forman por el cruce perpendicular de dos bóvedas de cañón. Se usan para cubrir las naves laterales y sirven para repartir mejor los empujes.
Otro tipo de cubierta fue la cúpula (cimborrio) que se sitúa en el crucero del templo.
El arco más utilizado es el de medio punto. El pórtico es una de las zonas más importantes del templo, y lo veremos con detalle cuando hablemos de la escultura.
Por último, no debemos olvidar la simbología del templo románico. El templo es la casa de Dios y desde el siglo V, la cabecera se situa en el Este, en la dirección por donde sale el sol, ya que el sol es el símbolo de la salvación. La portada se sitúa al Oeste y recibe los últimos rayos, que simbilizan la Justicia que juzgará a todos los hombres.

1 comentario:

Jesus dijo...

muy bueno felicidades si mas gente fuera asi nos iria mejor gracias por los datos.